El maestro

Sensei Harada, hijo de un oficial de la armada japonesa, nació en Manchuria en 1928. Hasta los nueve años, su familia permaneció en China para luego retornar entonces a Tokyo. Comenzó a practicar Karate a la edad de 15 años, en 1943, donde conoció a Sensei Yoshitaka Funakoshi.

Ingresó en 1948 en la Universidad de Waseda donde comenzó, paralelamente a su carrera de Economia, a estudiar Karate. Además de las clase dictadas por Sempais muy prestigiosos, Funakoshi sensei supervisaba personalmente los cursos una vez por semana. Uno de los alumnos directos de Gichin Funakoshi y Gigo Funakoshi , el maestro Shigeru Egami, reparó en las condiciones del joven Harada y lo invitó a perfeccionar su aprendizaje bajo su dirección. En solo 8 años de práctica,en 1956, Mitsusuke Harada, recibió su 5º dan – máximo grado en Shotokai- de puño y letra de Ô Sensei, Gichin Funakoshi.

Viajó hasta Brasil donde permaneció hasta 1962, creando la "Karate Do Shotokai Brasil" siguiendo el consejo de Ô Sensei de que cada país debía formar su propia organización y ser independiente.

Posteriormente y por invitación de Sensei Oshima llega a París en calidad de profesor. Debido a problemas con su permiso de residencia, se dirigió finalmente a Gran Bretaña, donde reside actualmente y dirige su grupo Shotokai.


En la actualidad, sensei Harada imparte cursos por Europa de manera regular en los clubes Shotokai que siguen sus enseñanzas: evidentemente por todo el Reino Unido, Estonia, Finlandia, Bélgica, Francia, España, Gibraltar, Portugal. Asi mismo su equipo técnico está en continuo movimiento continuando su labor además de en los paises mencionados también en Canada, Estados Unidos, Israel, Marruecos.

El curso anual mas importante es el "curso de verano" que tiene lugar en Canterbury, donde se reunen todos los clubes pertenecientes a la organizacion durante una semana con un intenso entrenamiento de 6 horas diarias. Es en este momento donde bajo la dirección de Sensei el equipo técnico supervisa el trabajo de los danes en su preparación como instructores y donde se encarrilan posibles errores en la práctica.


Para M. Harada la practica intensiva con Shigeru Egami fué clave ya que durante casi 4 años estuvo entrenando de manera personal con él sin un solo dia de descanso. Esto marcó su practica posterior para siempre. Pocos pueden afirmar haber entrenado de este modo con el maestro Egami cuando todavía estaba en plena forma, una practica intensa que le hizo abrir su mente y adiestrar su cuerpo hacia otra manera de entrenamiento. Aunque el maestro Harada es de pequeña estatura y no muy fuerte, el maestro Egami vió en seguida en él a un hombre con una visión diferente a quien decidió ayudar en su camino y a la vez que pudiera sacar provecho de su potencial. Eran horas interminables de oi-tsukis y mae-geris que Harada debia lanzar una tras otra mientras Egami las aceptaba en su busqueda de aplicar de manera perfecta el tiempo y la distancia, construyendo la condicion necesaria del cuerpo para controlar al oponente.

Sensei Egami le decia que para desarrollar un buen tsuki primero debia tener una piernas fuertes y que para lograr un oi-tsuki potente primero debia trabajar el gyako-tsuki.


Impresiona ver ahora al maestro Harada con más de 80 años, impartir los cursos con tanta energia, sorprendiendonos en más de una ocasión en su práctica de jyu ippon kumite donde es capaz de lanzar al suelo a hombres de mayor embergadura y más jovenes. Capaz siempre de aceptar un error con naturalidad, romper la seriedad de la practica con una broma que nos anima a seguir y siempre abierto a cualquier pregunta. Para el maestro poder practicar a su edad ha sido uno de sus objetivos ya que cree que el karate debe fortalecernos, no destruirnos.

Recientemente, han reconocido en el Hombu Dojo Shotokai de Japon que su practica es la original de Egami y es única, así lo demostro hace unos años en Tokyo donde no solo lo mostró él si no que sus alumnos pudieron demostrarlo también.


Cuando Sensei Harada entrenaba en el Shotokan Dojo, había dos cosas que dejaron en él una impresión inicial. Una era Yoshitaka Sensei y otra el kata Kanku Sho. Mientras que estaban entrenando por las tardes, Yoshitaka Sensei llamaba a más de un cinturon negro para practicar con él. Entonces los cinturones negros atacaban pero cuando Yoshitaka Sensei les tocaba, estos caían al otro lado y con cada ataque diferente ocurria lo mismo. A partir de ese momento, Harada Sensei creó su busqueda personal que ahora llama Hakkei. Personalmente he preguntado en más de una ocasion a sus grados altos que sienten cuando Sensei practica esto con ellos, para unos es como si toparan con un muro que les impide avanzar, para otros es como si una fuerza les empujara en direccion contraria y continua hacia el suelo. Espero poder experimentarlo algún día por mi misma.

Comenta muchas veces que tuvo la suerte de conocer la practica de Yoshitaka Sensei y poder experimentar este tipo de influencia técnica a través de su practica personal con Egami que era el compañero de entrenamiento de Yoshitaka. Una practica muy diferente al karate de Funakoshi Ô Sensei.


Despues de que Harada sensei se estableciera en Europa y de que Egami sensei dejara la practica por problemas de salud, al final de los 60, comenzó la evolución en el sistema de entrenamiento, progresivamente tras años de trabajo y busqueda. Existen varios elementos que son la base del trabajo de Harada sensei.



El método

Uno de los elementos claves en la practica Shotokai es tener un buen compañero de practica, no es necesariamente imprescindible que tenga mucho nivel pero si que sea sincero y capaz de dar el 100 % en la practica. Si durante la practica hay falta de concentración o de determinación, el resultado no será real pudiendo darnos una falsa confianza. Se necesita un atacante que pueda estar completamente centrado, sin prejucio ni reticencia en cuanto al resultado. Esto puede ser mental y fisicamente agotador.


El maestro Harada, a lo largo de estos años ha desarrollado metodos propios de practica que facilitan la sensibilización y comprensión del alumno. En estos métodos únicos de práctica el estudiante puede desarrollar y crear el cuerpo adecuado para el karateka, del mismo modo que existen metodos para formar el cuerpo de un atleta, un futbolista o un nadador.

La movilidad

Para el maestro la rigidez del shotokan, de la manera que es enseñado no puede convenir a situaciones reales de combate. Segun dice Bernard Matthieu en su libro “ Les dires du dragon” retroceder no es más negativo que avanzar y no es de hecho mas que una adaptación de la distancia ante los ataques del adversario. Debemos distinguir entre movilidad y agitación que son dos cosas muy distintas.

Para conseguirla debemos empezar por caminar correctamente, distribuyendo el peso adecuadamente para evitar balanceos, manteniendonos relajados peo mentalmente activos de forma que nuestros musculos nunca permanezcan rigidos, por el contrario la sensacion debe ser de continuo bombeo. Y sobre todo, el control de los pies.

La distancia

Esta cambiará según el adversario y la situacion a la que nos enfrentemos. Para el maestro, la distancia de seguridad es “el límite en el cual el adversario no puede alcanzarnos sin desplazarse”

Este concepto debe ser trabajado desde el inicio en la practica de la movilidad ya que sin ella resultará imposible mantener la distancia. Utilizar correctamente nuestras piernas y cadera, un buen contacto de los pies con el suelo, el centro de gravedad bajo, la respiración regular y un cuerpo erguido y relajado nos permitiran controlar la distancia incluso retrocediendo donde se hace imprescindible el dominio del paso deslizante y el fudo dachi.

La sincronizacion

La sincronizacion de nuestro cuerpo y la sincronizacion con el otro. Verdaderamente dificil este trabajo, por un lado coordinar y sincronizar las diferentes partes del cuerpo en una acción es primordial para poder sincronizarse con los elementos exteriores como pueda ser una patada o un puñetazo. En este aspecto el trabajo de Ten no kata y de kata tienen un especial interés ya que en ellos es cuando podemos centrarnos en nuestra propia sincornización controlando ritmo y velocidad.

Aqui entra en juego el TIMING o tiempo correcto, cuando debemos contactar con el otro justo en el momento en que es más debil para tener exito en nuestra acción. La sincronización con el otro exige ser capaz de leer su cuerpo y para ello la concentración debe ser absoluta. El primer paso será entonces ser capaces de conservar una movilidad que nos permitirá desplazarnos a la misma velocidad que nuestro adversario.

La estabilidad

Fisica y mental. ¿que ocurre en nuestro cuerpo cuando nuestra mente se desestabiliza? ¿que ocurre en nuestra mente cuando nuestro cuerpo pierde la estabilidad? La ausencia de reacción en el momento del contacto con el adversario nos permitirá continuar con nuestra acción de manera eficaz. Si ante el contacto nuestro cuerpo cambia su condición seremos incapaces de aplicar correctamente los elementos anteriormente mencionados, del mismo modo la perdida de concentracion hará desestabilizar nuestra estructura elevando nuestro centro de gravedad. Es por esata razón que el maestro recalca continuamente y a través de diferentes métodos la concentracion en las manos y la relajación del cuerpo.

Para cualquier información

 

email: lilishoto@gmail.com